jueves, 10 de julio de 2008

Como ahorrar en la Cocina

Cómo Ahorrar En La Cocina




Escrito por: juacari


En la actualidad todos disponemos en nuestro hogar de una serie de aparatos que nos hacen la vida más fácil,
y nos ayudan para que las tareas domésticas más pesadas se puedan realizar en poco tiempo y sin esfuerzo, dejándonos
de esta forma más tiempo libre para poder disfrutar de nuestros hobbies.


Un aspecto un poco menos optimista de esta cuestión puede llevarnos a pensar en el gasto que todos estos aparatos
conllevan y que repercute en nuestra cuenta corriente, además de los problemas que pueden derivarse de su uso en
una sociedad cada vez más contaminada y con unos recursos naturales más amenazados.


Como no es mi propósito hacer de este artículo un alegato contra el abuso que se produce contra el medio ambiente,
sino que simplemente deseo darte una serie de ideas que te hagan la vida más fácil, permíteme mostrarte a continuación
una serie de normas muy sencillas y que no te supondrán ningún esfuerzo extra, con las que espero que consigas sacarle
el máximo partido a tus electrodomésticos, y además puedas ahorrarte dinero disminuyendo el consumo de energía






·Lavaplatos


- Cuando vayas a adquirir un lavavajillas ten muy en cuenta el número de personas que normalmente sois en casa,
para calcular de esta forma la capacidad que será necesaria, y utilizarlo adecuadamente.


- Fíjate bien, tanto cuando compres un lavavajillas como cualquier otro electrodoméstico, en la calificación
energética. Cuanto más alta, menos energía consumirá.


- Lava los platos antes de meterlos en el lavaplatos.


- Limpia habitualmente los filtros para evitar obstrucciones que empeorarán el rendimiento.


- Utiliza el programa adecuado para cada tipo de lavado, según la cantidad y la suciedad de la vajilla.





·Frigorífico – Congelador


- Controla bien la temperatura de cada unidad. Ten en cuenta que un grado más de enfriamiento supone hasta
un 5% más de consumo.


- La temperatura adecuada del frigorífico debe estar entre los 3º y los 7º Centígrados. La del congelador
entre –15º y –18º Centígrados.


- Deja que los alimentos cocinados se enfríen antes de meterlos en el frigorífico.

- Desconecta el frigorífico y el congelador durante ausencias prolongadas. Déjalo limpio y con las
puertas abiertas.


- Ábrelo sólo cuando sea necesario. Si lo haces continuamente, se disparará el consumo de energía.


- Asegúrate que cierra correctamente. Para comprobar que el cierre es correcto, coloca un papel cuando esté cerrado.
Si lo puedes sacar con facilidad sería conveniente que cambiaras las gomas.





·Lavadoras




- Adquiere una lavadora que tenga diferentes ciclos, sobre todo de lavado económico y ciclos cortos. También

ten en cuenta que tenga diferentes temperaturas de lavado.


- Utiliza el agua a la menor temperatura posible, ya que el 80-85% de energía que gasta una lavadora se produce
al calentar el agua.


- Utiliza siempre el máximo de su capacidad de carga.


- Consume preferentemente detergentes líquidos, y dosifica la cantidad correcta para cada lavado.


- Si tu lavadora tiene un centrifugado potente, te evitarás tener que utilizar una secadora.


- Mantén limpio el filtro de la lavadora.





· Placas De Cocina


En primer lugar deberás tener en cuenta si tu cocina es eléctrica o de gas. En cada caso tendrán sus características
específicas de mantenimiento. En cualquier caso podemos aplicar estos principios con carácter general.


- Debes disponer de las herramientas más adecuadas, que transmitan bien el calor y que se adapten a las
necesidades de cada cocina.


- Procura utilizar recipientes con un diámetro algo superior al de la superficie de calentamiento.


- Cuando utilices las cacerolas procura que estén tapadas siempre que sea posible. Eso hará que los productos
se hagan antes y así ahorrarás energía.


- No utilices demasiada agua en la cocción. Tardará más tiempo en calentarse y por lo tanto prolongará el consumo.


- En el caso de que tengas cocina vitrocerámica podrás apagarla 3 ó 4 minutos antes de terminar y de esta
forma aprovechar el calor residual para acabar de cocinar los alimentos.


Estas son sólo algunas normas básicas que puedes aplicar a tus electrodomésticos y que harán que puedas aprovecharte de
todas sus ventajas y procurarte un ahorro de energía que irá bien a tu economía y al medio ambiente.




Juan Carranza
http://www.parasolasysolos.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...